Seleccionar página

El arte y la ciencia de no hacer nada

El Ocio, ha sido muy mal entendido y tratado, hoy podemos decir que se encuentra casi en extinción, ¿por qué? Primero hay que entender que estar conectados a un teléfono celular los 7 días a la semana y casi más de 20 horas diarias -en algunos casos-, significa cero descanso. Este estado de conexión permanente es un enemigo implacable para la Creatividad e Innovación y mucho menos para emprender.

Andrew J Smart, autor del libro que recomiendo leer este mes,  es un investigador de la Universidad de Nueva York, ha publicado sus hallazgos sobre este tema sobre la base de diferentes investigaciones, cuando no hacemos nada en nuestro cerebro suceden cosas increíbles que ayudan a mejorar nuestra capacidad cognitiva y creatividad, si un descanso total no dejamos a nuestro cerebro llevar a cabo estas conexiones de la red neuronal que son claves para mantenerlo en optimas condiciones.

Leer este libro y entender la importancia de la reflexión en nuestras vida y destinar tiempo para el Ocio nos permitirá ser más creativos y gozar de mejor salud mental. El libro se encuentra disponible en Chile en

Resumen de Contraportada

¿Por qué, según mediciones científicas, el coeficiente intelectual de los niños ha aumentado en las últimas décadas mientras las evaluaciones de su creatividad muestran un sostenido descenso? ¿Por qué, al contrario de lo que se cree, el ruido puede ser un estímulo a la concentración al lograr la sincronización de neuronas y regiones cerebrales?

Estas son solo algunas de las interrogantes que se despejan tras la lectura de este libro urgente en el que amparado en la evidencia de múltiples investigaciones en neurociencia y ejemplificaciones que van desde Newton y Descartes al poeta Rilke, el científico Andrew Smart aborda de forma amena la importancia del ocio en el desarrollo del cerebro y cómo cuando nos entregamos a él muchas veces podemos decir «¡Eureka!» y encontrar solución a situaciones que nos dan vuelta.

Cuando no hacemos nada, el cerebro bulle de actividad y se activa la red neuronal por defecto, que sustenta el «autoconocimiento, los recuerdos autobiográficos, procesos sociales y emocionales, y también la creatividad… Las personas que pueden destinar tiempo a esa reflexión [sobre sí mismos y su experiencia] al entregarse al ocio tienden a ser más creativas y a gozar de mejor salud mental».

“Un libro muy entretenido acerca de lo que hacemos la mayor parte del tiempo: nada. Si este año tiene pensado leer algún libro de divulgación científica, que sea este”. Hakwan Lau, Universidad de Columbia.

El arte y la ciencia de no hacer nada

Materia:Divulgación científica.Neurociencia.